top of page
Buscar
  • Foto del escritorDr A A Mundewadi

Cómo reducir y tratar el dolor de espalda, dolor lumbar

El dolor de espalda es una dolencia muy común que puede afectar gravemente al rendimiento laboral y a la calidad de vida. Habitualmente, ocho de cada diez personas sufrirán dolor de espalda en algún momento de sus vidas. La espalda es una estructura compleja formada por huesos vertebrales, discos de soporte, médula espinal y nervios, cartílagos y músculos. Esta combinación hace que la columna vertebral sea una estructura notablemente fuerte pero móvil.

El dolor de espalda puede ser agudo, crónico o recurrente; se etiqueta como crónica cuando ha durado más de tres meses. El dolor de espalda se puede dividir nuevamente en dolor cervical o de cuello (dolor de espalda superior), dolor de espalda torácico o medio y dolor lumbar o lumbar. El dolor lumbar es el más común y generalmente representa casi el 80 por ciento de los dolores de espalda.

Los medicamentos para el control del dolor de venta libre pueden ayudar a reducir el dolor de espalda agudo junto con el reposo y las aplicaciones de frío o calor. Si es necesario, se pueden utilizar medicamentos recetados después de consultar al médico. Esto generalmente incluye el uso de antiinflamatorios no esteroides, relajantes musculares y neuromoduladores. Para dolores crónicos o intratables, los médicos pueden considerar inyecciones locales o, en raras ocasiones, cirugía.

La acupuntura, los masajes, la terapia de biorretroalimentación, la terapia con láser, la estimulación nerviosa eléctrica y otros tratamientos no quirúrgicos para la columna pueden marcar la diferencia en el dolor de espalda crónico.

Los medicamentos ayurvédicos se pueden utilizar durante algunos meses para tratar la hinchazón, el dolor y la rigidez, ayudar a reconstruir el cartílago y curar los huesos dañados. Dependiendo del diagnóstico y la gravedad del dolor de espalda, es posible que se requiera tratamiento ayurvédico durante aproximadamente 4 a 8 meses. Se debe evitar a toda costa la automedicación.

Es absolutamente necesario buscar ayuda médica si el dolor no disminuye o si hay síntomas adicionales como alteración de la sensación, dolor intenso o creciente, incontinencia intestinal, debilidad o parálisis de las extremidades, fiebre y pérdida de peso inexplicable.

Dicho esto, ahora discutiremos algunos pasos simples, precauciones, cambios en el estilo de vida y remedios caseros que pueden prevenir y tratar la mayoría de los dolores de espalda. Estos incluyen lo siguiente:

   

 

1) Mejora tu postura: Cuando estés sentado, asegúrate de que sea en una silla con apoyo, donde tus caderas estén más altas que tus rodillas. Evite sillas demasiado bajas o blandas, como los sofás. Mantenga el cuello en posición erguida y no deje que sobresalga hacia adelante. Cuando trabaje en un escritorio, evite movimientos giratorios manteniendo el teclado, el mouse y el teléfono al alcance de la mano. Tus codos deben estar a la altura del escritorio con la silla justo debajo. Utilice una almohada o una toalla enrollada en la parte baja de la espalda si necesita apoyo adicional. Al conducir, tome descansos frecuentes, bájese del coche y deambule. Si el tiempo lo permite, ¡puedes incluso hacer un poco de estiramiento! Evite permanecer en la misma posición por mucho tiempo. Cuando levantas algo pesado, es muy fácil girarlo en sentido contrario. Esto puede provocar espasmos musculares y dolor. Utilice una mecánica corporal adecuada involucrando los músculos de las piernas, no la espalda, cuando levante objetos más pesados. Obtenga ayuda si el objeto es demasiado pesado para que usted pueda levantarlo solo

2) Rodillos de espuma: los rodillos de espuma son una opción popular para aliviar el dolor en los músculos de la espalda. Los rodillos actúan efectivamente como un automasaje, y el peso corporal del usuario proporciona la presión.

3) Tratamiento con hielo y calor: la aplicación de frío, como el hielo, generalmente se usa dentro de las primeras 48 a 72 horas después de un esguince de espalda, después de lo cual se puede usar calor. El tiempo de tratamiento para ambos suele ser de 15 a 20 minutos 2 o 3 veces al día, teniendo cuidado de no dañar la piel.

4) Piensa en tu dieta: llevar una dieta equilibrada garantiza que tu cuerpo obtenga todos los nutrientes que necesita para fortalecerse y repararse. Los alimentos antiinflamatorios pueden ayudar a reducir el dolor. Estos incluyen alimentos integrales, frutas y verduras, incluidas verduras de hojas verdes, alimentos con fibra, yogur, algunas especias, como la cúrcuma, el jengibre, el té verde y la pimienta negra. Los alimentos que pueden empeorar la inflamación incluyen la harina o el gluten altamente refinados, los azúcares refinados, las grasas trans y las grasas saturadas y las carnes rojas. La leche de cúrcuma, el jugo de cereza ácida y el té verde con jengibre pueden reducir la inflamación. La vitamina D puede fortalecer los huesos y reducir el dolor de espalda y otros dolores corporales.

5) Deje de fumar: Fumar restringe el flujo sanguíneo a los discos que amortiguan las vértebras. Esto podría provocar una degeneración más rápida del disco. Fumar también reduce la absorción de calcio y el crecimiento de huesos nuevos. Esto aumenta el riesgo de sufrir una fractura debido a la osteoporosis.

   

 

6) Pierda peso: También vale la pena señalar que si tiene exceso de peso, puede ejercer presión adicional sobre su espalda. Perder esos kilos de más es una excelente manera de darle un descanso a la espalda y redescubrir el placer del movimiento.
7) Duerma lo suficiente: trate de dormir entre 6 y 7 horas por la noche. El sueño relaja la mente y los músculos, reduce la tensión y los espasmos musculares y reduce la percepción del dolor. La vitamina C, la vitamina B6, la melatonina, la L-teamina y la valeriana pueden ayudar a conciliar el sueño fácilmente. La meditación consciente también puede ayudar.
8) Ajuste su posición para dormir: Obtener el soporte adecuado de su colchón es crucial para ayudar con el dolor de espalda durante la noche. Es importante encontrar la firmeza adecuada para brindar alivio mientras mantiene su cuerpo apoyado, sin importar en qué posición le guste dormir. Luego debe intentar mantener su columna en una posición recta, así que evite usar demasiadas almohadas, que pueden empujar su cabeza. fuera de línea y considere colocar una almohada entre las rodillas si duerme de lado, o debajo de ellas si duerme boca arriba.
9) Estiramiento: Estirar regularmente los músculos, tendones y ligamentos que sostienen la columna es un elemento importante de todos los programas de ejercicios de espalda. Los beneficios del estiramiento incluyen (i) reducir la tensión en los músculos que sostienen la columna vertebral; la tensión en estos músculos puede empeorar el dolor de cualquier cantidad de afecciones de dolor de espalda (ii) mejorar el rango de movimiento y la movilidad general y (iii) reducir el riesgo de discapacidad causada por la espalda dolor.

El dolor de espalda se puede reducir o prevenir fácilmente utilizando los siguientes ejercicios: estiramiento de rodilla a pecho, cobra modificada, estiramiento de cadera de pie, giro espinal sentado, inclinación pélvica y puentes de glúteos. El baño en el jacuzzi y la natación o los ejercicios acuáticos también pueden ayudar con el dolor de espalda.
10) Manejar el estrés: El estrés puede causar o agravar el dolor de espalda, por lo que es necesario controlar o reducir el estrés mediante técnicas de relajación como meditación, respiración profunda, ejercicios de estiramiento y yoga.

   

 

11) Asanas yóguicas: Las yogasanas que pueden ayudar a reducir y prevenir el dolor de espalda incluyen Bhujangasana, Paschimottanasana, Ushtrasana, Dhanurasana y Setubandhasana. Los detalles e imágenes de estos están disponibles en línea, o uno puede inscribirse en clases de yoga.

12) Dolor de espalda asociado con el embarazo: Durante el embarazo, los ligamentos del cuerpo se vuelven naturalmente más suaves y se estiran para prepararla para el parto. Esto puede ejercer presión sobre las articulaciones de la zona lumbar y la pelvis, lo que puede provocar dolor de espalda. Los mismos métodos descritos hasta ahora también pueden ayudar a aliviar el dolor de espalda en esta afección.

De esta manera, las personas afectadas por dolor de espalda pueden utilizar una combinación de descanso, medicamentos, dieta y ejercicios para tratar su dolor a largo plazo. Es imprescindible un diagnóstico preciso realizado por un médico cualificado y con experiencia. Asimismo, es mejor contar con ayuda profesional para manejar el dolor de espalda agudo y planificar un tratamiento a largo plazo y controlarlo con ejercicios. Lo que funciona mejor para una persona puede no funcionar para otra; Además, las diferentes etapas del dolor de espalda que causan enfermedades pueden requerir un manejo diferente en el mismo individuo. Sin embargo, es un hecho establecido que la adherencia regular a un programa de ejercicio efectivo definitivamente puede preservar la estructura y función de la espalda a largo plazo.

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Manejo del dolor ayurvédico

El dolor es uno de los síntomas más comunes que obliga a las personas a buscar ayuda médica; también es una de las principales causas de discapacidad crónica y calidad de vida adversa. Puede surgir de

Comments


bottom of page