top of page
Buscar
  • Foto del escritorDr A A Mundewadi

Cómo reducir el dolor en las articulaciones de la rodilla

La rodilla es la articulación más grande y probablemente la más compleja del cuerpo humano. Las enfermedades de esta articulación pueden obstaculizar gravemente el movimiento y la calidad de vida. La articulación está formada por el fémur, la espinilla, la rótula y músculos y cartílagos. Las enfermedades comunes de las articulaciones incluyen la osteoartritis, la artritis reumatoide y la artritis traumática. Cualquier enfermedad de esta articulación normalmente provocará los siguientes síntomas: dolor, enrojecimiento, inflamación, calor, hinchazón, rigidez, inmovilidad o movilidad limitada.

La mayoría de estos síntomas normalmente se tratan con reposo, aplicaciones de hielo o calor, compresión, elevación, medicamentos de venta libre, antiinflamatorios no esteroides, fisioterapia, inyecciones intraarticulares y cirugía. La mayoría de las enfermedades de la articulación de la rodilla duran largos períodos y causan síntomas, de los cuales el dolor es probablemente el único síntoma que requiere atención inmediata. Aquí se analizarán detalladamente las medidas y formas de prevenir o tratar este dolor de la articulación de la rodilla.

1) Caminar o correr sobre un terreno blando o lleno de barro es más seguro que sobre superficies duras como el concreto, que pueden dañar las articulaciones de las rodillas y los tobillos a largo plazo.

2) La alineación y corrección de la marcha es importante para tratar o prevenir el dolor en la articulación de la rodilla; Es posible que se requiera asesoramiento profesional para esto.

3) La reducción de peso es otro método importante para reducir la presión sobre las articulaciones dolorosas de la rodilla. La tensión sobre las articulaciones de las rodillas en un terreno llano es aproximadamente 1,5 veces el peso corporal, mientras que en las escaleras puede aumentar de 2 a 3 veces el peso corporal.

4) El ejercicio regular es importante para mantener la fuerza de los músculos de las articulaciones. Algunas buenas opciones incluyen caminar, nadar, hacer aeróbic acuático, bicicleta estática y máquinas elípticas. El Tai Chi también puede ayudar a aliviar la rigidez y mejorar el equilibrio.

5) Las articulaciones dolorosas o inestables pueden provocar caídas, lo que puede dañar aún más una articulación ya enferma. Las caídas se pueden prevenir usando una buena iluminación, colocando manijas en las escaleras y en los baños, usando un bastón como apoyo y usando una escalera o taburete resistente al subir. Las férulas y aparatos ortopédicos para las rodillas también pueden estabilizar las articulaciones.

6) La aplicación de frío, como hielo, generalmente se usa dentro de las primeras 48 a 72 horas después de una lesión en la articulación, después de lo cual se puede usar calor. El tiempo de tratamiento para ambos suele ser de 15 a 20 minutos 2 o 3 veces al día, teniendo cuidado de no dañar la piel.

7) Deben evitarse las actividades y ejercicios de alto impacto como correr, saltar, kickboxing, estocadas y sentadillas profundas, que ejercen mucha tensión sobre las rodillas.

8) Se debe adoptar una dieta que tenga propiedades antiinflamatorias, ya que ayuda a reducir la inflamación, la hinchazón y el daño a largo plazo de las articulaciones. Estos incluyen frutas y verduras con alto contenido de fitonutrientes como las vitaminas C, D y E, y selenio, así como pescado de agua fría que contiene ácidos grasos omega-3.

   

 

9) La acupuntura o acupresión, a veces combinada con moxibustión, puede ayudar a aliviar el dolor de la osteoartritis.

10) Se debe evitar o reducir el estrés ya que puede aumentar el dolor muscular y también aumentar la percepción del dolor. El estrés se puede reducir eficazmente mediante la respiración profunda, técnicas de relajación, meditación y yoga. El masaje también puede aliviar el estrés y provocar una sensación de bienestar.

11) Los suplementos y hierbas como el jengibre, la curcumina (de la cúrcuma), la glucosamina y el sulfato de condroitina pueden reducir el dolor, la inflamación y ayudar a reconstruir el tejido del cartílago. Asimismo, los medicamentos ayurvédicos se pueden utilizar durante algunos meses para tratar la hinchazón, el dolor y la rigidez, ayudar a reconstruir el cartílago y curar los huesos dañados. Dependiendo del diagnóstico y la gravedad de la enfermedad articular, es posible que se requiera tratamiento ayurvédico durante aproximadamente 4 a 8 meses. Se debe evitar a toda costa la automedicación.

12) Como se mencionó anteriormente, los ejercicios son mejores para reducir y prevenir el dolor en las articulaciones de la rodilla a largo plazo y mantener las articulaciones y los músculos asociados en buenas condiciones físicas. Estos incluyen calentamiento, estiramiento del cordón del talón, estiramiento de cuádriceps (de pie y en decúbito supino), estiramiento de los isquiotibiales, medias sentadillas, flexiones de los isquiotibiales, elevaciones de pantorrillas, extensiones de piernas, elevaciones de piernas estiradas (prono y supino), abducción y aducción de cadera y prensas de piernas. Los detalles e imágenes de estos ejercicios están disponibles en línea. Estos ejercicios se pueden adoptar como un programa de acondicionamiento de las articulaciones que dura de 4 a 6 semanas, después de lo cual se pueden continuar con menor frecuencia durante toda la vida, a modo de mantenimiento.

13) Los ejercicios de yoga también son muy útiles para prevenir y aliviar el dolor en las articulaciones de la rodilla. Estos se pueden realizar todos los días durante unos 5 a 20 minutos, dependiendo de la gravedad de la afección. Aquí se incluye una lista de asanas que son bastante simples y que casi cualquier persona puede realizar. Estos incluyen Santulasana, Natrajasana, Vrikshasana, Trikonasana y Veerabhadrasana. Estas asanas implican el movimiento de todos los componentes de la articulación de la rodilla y las extremidades inferiores, y ayudan a mejorar el flujo sanguíneo, fortalecer los músculos, huesos y cartílagos y reducir el dolor y la inflamación a largo plazo.

De esta manera, las personas afectadas por dolor en la articulación de la rodilla pueden utilizar una combinación de medicamentos, dieta y ejercicios para tratar su dolor a largo plazo. Es imprescindible un diagnóstico preciso realizado por un médico cualificado y con experiencia. Asimismo, es mejor contar con ayuda profesional para manejar afecciones articulares agudas y planificar un tratamiento a largo plazo y un manejo con ejercicios. Lo que funciona mejor para una persona puede no funcionar para otra; Además, las diferentes etapas de las enfermedades de la articulación de la rodilla pueden requerir un manejo diferente en el mismo individuo. Sin embargo, es un hecho establecido que la adherencia regular a un programa de ejercicio efectivo definitivamente puede preservar la estructura y función de las articulaciones a largo plazo.

   

  

  

   

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Manejo del dolor ayurvédico

El dolor es uno de los síntomas más comunes que obliga a las personas a buscar ayuda médica; también es una de las principales causas de discapacidad crónica y calidad de vida adversa. Puede surgir de

Commenti


bottom of page